• Calle Gran vía 52, planta 2. Majadahonda (Madrid)

Blog de psicología y desarrollo personal

Gestión emocional Psicología infantil

Efectos del divorcio en los hijos

Efectos del divorcio en los hijos

Efectos del divorcio en los hijos: como evitar que se convierta en trauma.

«Tener hijos no le convierte a uno en padre, del mismo modo en que tener un piano no lo vuelve pianista»

Michael Levine.

Según un artículo de la Fundación Belén (2017) casi el 50% de los matrimonios celebrados en España termina en divorcio.  En Estados Unidos y otros países europeos ya ha superado esta cifra. Las cifras del divorcio son tan altas que se han disparado los estudios sobre los efectos del divorcio en los hijos.

Antes de que una pareja con hijos decida poner fin a su relación suele haber recorrido un largo camino de peleas y conflictos que los lleva a este punto. En la mayoría de los casos los hijos transitan por ese camino de conflicto a la sombra de los padres.

Hay muchas separaciones en las que se tiene en cuenta el bienestar de los hijos, pero también hay casos en los que los padres están tan desbordados por la situación que no pueden percibir lo que le está sucediendo al niño o al adolescente. Y en casos más extremos incluso se utiliza a los hijos para alienar a la otra parte, chantajearla o incluso manipularla. Por ello es importante tener en cuenta los efectos del divorcio en los hijos.

Si te interesa este artículo quizás también te interese nuestro artículo sobre ansiedad por separación en niños

En general, las parejas separadas que traen a sus hijos a consulta insisten en que el niño o adolescente no tiene interés por nada. Incluso sienten que los hijos se aprovechan del divorcio para conseguir caprichos, o creen que sus hijos son “rebeldes”. Y quizás esto es verdad, pero en la mayoría de casos estos comportamientos son síntomas de que algo no marcha bien en la vida del niño o adolescente. Al final, lo importante no es si tu hijo es o no rebelde, o si te manipula para que le des más o menos dinero. Lo importante es ¿por qué necesita hacer eso? ¿Qué te está diciendo? O más importante aún qué necesita tu hijo?

Los hijos de una separación mal gestionada pueden sentirse abandonados, creer que ya no les quieren o incluso culparse por la separación, situaciones que desencadenan comportamientos tales como aislamiento, rebeldía, indiferencia, etc. Son muchos los factores que influyen en cómo afectará la ruptura a los hijos: como haya sido la relación de los padres antes del divorcio, el motivo de la separación, la edad del hijo, etc. Por ejemplo, la edad en que se encuentre el hijo será clave para prever la conducta que desarrollará ante un mal divorcio. Mientras un bebé puede sentirse culpable de la separación, un niño de 9 años puede sentirse abandonado o un adolescente puede desarrollar una conducta antisocial.

En Self psicólogos tenemos algunos talleres para padres que te pueden interesar

Cuando una separación se realiza de forma adecuada los hijos presentarán síntomas breves y se adaptarán a los cambios de una forma sana. Un profesional puede acompañar a los adultos y a los niños en una situación tan difícil. A continuación, se recomiendan algunos consejos que podremos realizar durante una situación de separación o divorcio.

  • Pasar tiempo con nuestros hijos. Ahora más que nunca necesitan momentos con nosotros en los que se favorezca el diálogo y que nos permitan saber cómo está o si necesita algo de nosotros. Por ejemplo, tener un día a la semana programado para hacer alguna actividad al aire libre con ellos. Además, les debemos transmitir que seguimos estando ahí para lo que necesiten.
  • No pedirles que se posicionen. Un ejemplo muy típico es preguntar con quién quieren vivir. Esta decisión es de los padres y deberían tener en cuenta la escuela, las relaciones, los horarios y en general su bienestar.
  • No responsabilizar a los hijos de la separación. Por ejemplo, si uno de los motivos de discusión con la expareja son temas relacionados con el hijo no es culpa del hijo sino de la falta de entendimiento de la pareja.
  • No descalificarse delante de los hijos, ponerlos en contra o compararlos con la expareja. Parece muy obvio, pero algunos progenitores cuando se enfadan dicen cosas como: eres igual que tu padre o que tu madre.
  • Explicar a los hijos la situación de una forma calmada y sincera. Lo ideal sería explicárselo los dos progenitores y resolver todas las dudas que puedan tener respecto al tema.
  • No ser más permisivo ni competir por el cariño de los hijos. Es importante seguir manteniendo las reglas familiares establecidas y los límites.
  • No utilizar al niño para saber cosas de su expareja ni desahogarnos con ellos.
  • No mentirles para protegerles. Por ejemplo, si uno de los padres tuviera una nueva pareja y se le pregunta por ella es mejor decir la verdad. De lo contrario perderán la confianza en nosotros.
  • Fomentar una buena relación del hijo con la expareja e intentar mantener la mejor relación posible siempre que no sea perjudicial.

AUTORA: Rebeca Carrasco García

Psicóloga general sanitaria.

 

Bibliografía

Fundación Belén. (2017). Problemas psicológicos en los hijos por el divorcio. Recuperado de http://fundacionbelen.org/taller-padres/problemas-psicologicos-los-hijos-por-divorcio-los-padres/

Rpp noticias. (2013). Estado emocional de los hijos tras la separación de los padres. Retrieved from http://rpp.pe/lima/actualidad/estado-emocional-de-los-hijos-tras-la-separacion-de-los-padres-noticia-589356.

 

 

 

Escribe un comentario